Tienda

FREEDOM FOR MYANMAR - LIGHT OF CANDLE

Como es bien sabido la Junta Militar de Myanmar (Birmania) está oprimiendo brutalmente a su propio pueblo, asesinando y encarcelando a cualquier persona que clama por su libertad. Se trata de un genocidio en toda regla, que ha sido llevado a cabo durante los últimos 45 años.

Hace unos días, cientos de miles de personas liderados por valientes monjes budistas se manifestaron pacíficamente en las calles de Yangoon & Mandalay sobre tod, o para mostrarsu rechazo a la opresión por parte de la Junta Militar y la convocatoria de nuevas elecciones. Sin embargo, la actual Constitución redactada por el gobierno, la llamada "Convención Nacional", deja pocas esperanzas para el cambio y concentra todo el poder en los militares. Las elecciones serán tan sólo legales con la creación de una nueva constitución que permita a todos los partidos políticos participar en igualdad de condiciones y bajo la supervisión de las Naciones Unidas.


Tan sólo soy un fotógrafo y escritor que estuvo en Myanmar en 1999, y de nuevo hace unos días en la frontera con Tailandia, donde he sido testigo de la opresión ejercida sobre etnias como los Padaung, Karen y Hmong, entre otras; de cómo estas comunidades tribales son expulsadas de sus tierras y a duras penas logran sobrevivir en reservas turísticas a lo largo de la frontera.


Existe un clima de terror creado en Myanmar y en las áreas fronterizas que tan sólo beneficia a la Junta Militar de Myanmar y a su enorme riqueza acumulada mediante el abuso de poder y la represión. Birmania, en su lucha por la libertad, necesita la atención del mundo. No existe en estos momentos un ejemplo más evidente de violación de los Derechos Humanos que lo que está ocurriendo en este país. La "Junta Militar" presidida por el General Than Shwe y su adjunto Maung Aye es responsable del asesinato de miles de personas y ambos militares deben enfrentarse a juicio como criminales de guerra.

Esta imagen puede ser utilizada LIBRE DE DERECHOS, lo que significa que puede ser reproducida libremente en cualquier medio de comunicación o impresa en forma de posters o postales con el objetivo de denunciar el encarcelamiento de cientos de personas (y con toda seguridad torturados) en Myanmar, incluidos los 109 monjes que han sido obligados a cambiar sus vestimentas religiosas y a realizar trabajos forzados bajo el intenso sol tropical.
La fotografía aquí exhibida de un joven monje budista simboliza, con su sabiduría, la voluntad de toda la lucha del pueblo de Myanmar. El hermoso poema de Pablo Neruda define perfectamente la situación que tiene lugar es este país asiático : "Ellos pueden matar a cientos, miles de personas inocentes (las flores...), pero (la Junta Militar ilegal que gobierna Myanmar ) no será capaz de aniquilar los deseos de LIBERTAD y DEMOCRACIA ... ".

Visitar web de The Heritage Society